Nuestra «Perla de las Dolomitas»

¿Cómo celebrar la víspera de Año Nuevo con estilo en las montañas? tierras nevadas, una bonita chimenea, un sorbo de champán y tal vez una compañía agradable …. ¿Nada mejor para recibir el nuevo año … entonces, ¿qué opinas de un nuevo año con amigos en las montañas de Cortina d’Ampezzo para celebrar al estilo montañero? Para nosotros ha sido una necesidad repetir esta tradición por muchos años.

Tomamos inspiración este lugar para uno de nuestros productos más elegantes; los porta trajes Cortina.

Somos aquellos que todavía creen en la blanca Navidad por así decirlo, una especie de respeto a las tradiciones, les aseguramos que pasar las vacaciones aquí es algo único. Cenas a gran altura en cabañas como Refugio Tondi o Duca D’Aosta, días de esquí en la zona de Cinque Torri, Cristallo o Tofana y por qué no un buen vaso de vino en la Enoteca o un «Pomi» en el Bar Sport para calentar un poco el alma, estas son las cosas que han marcado nuestra adolescencia.

Cortina d’Ampezzo tiene una larga tradición de esquí y es un complejo popular de invierno, con un poco más de 6.000 habitantes que cada año cuenta con la visita de cientos de turistas de todo el mundo.

La «perla de las Dolomites», tal como se define, es apreciada por muchos tipos de viajeros. Uno de los eventos más famosos y tradicionales que se distinguen anualmente  en esta localidad de esquí muy elegante, es el descenso con antorchas sobre esquís que ilumina la montaña con muchas velas . La vista desde los picos es impresionante, encantador y embruja a cualquiera de sus participantes. Ver para creer.
El fuego encendido en cada chimenea, cocina del Véneto típica y la compañía de extraños que por una noche se convierten en nuestros compañeros de bebida. Pero Cortina no es sólo esto, las cabañas suelen organizar cenas seguidas de baile, pero el mejor espectáculo es seguir a los temerarios que deciden celebrar la medianoche al aire libre, esquiando sobre nieve con antorchas que iluminan el descenso a lo largo de la montaña. Algunos temerarios en cambio participan en carreras con el Bobsleigh para volver de una cena a sus cabañas. Saldrán un poco maltratados y con algunas contusiones, pero les aseguro, que es algo que se tiene que intentar al menos una vez en la vida … aunque no puedo decir que haya ganado al menos una vez.

Después de las celebraciones es el momento de ser  un poco más serio y respetar las tradiciones, como la misa en la pequeña iglesia del pueblo para bendecir los pasos de los esquiadores.

En Cortina d’Ampezzo se empieza a celebrar con el adviento y los mercados típicos de la fiesta de San Nicolás, el santo patrón del pueblo, el cual desfila por la ciudad repartiendo regalos a los niños.

Se puede deducir de lo que les acabamos de relatar que, realmente llevamos este lugar en el corazón. Entre otras cosas si aún no se los he dicho, si estoy escribiendo este artículo, es también mérito de Cortina. Aquí, algunos de nosotros nos conocimos hace muchos años, a partir de ese momento nació una hermosa y única amistad que ha dado origen a esta iniciativa, así como muchas otras dignas de mención.

En resumen, esto es, una larga vida a Cortina, que es y será siempre un lugar familiar y de inspiración.

Donde los llevaremos próximamente..? Pronto muchas nuevas novedades en MadeToBe ..

¡Manténganse al tanto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.